Biocombustibles Vascos es el holding que está detrás de Biodiésel del Estrecho

Posted on Jueves 26 Julio 2007

BIVA comenzará a construir la planta antes de 2008 con una inversión de 44 millones de euros y un plazo de ejecución de 20 meses como máximo, adelantan. La redacción del proyecto de ingeniería básica ya está en manos de Dragados desde hace tres semanas, y la sociedad calcula que se generarían entre 40 y 60 empleos directos.

Y es que la futura central de biodiésel del puerto ceutí tendría capacidad para producir 140.000 toneladas de biocombustible, un poder de producción ampliable a 200.000. Para hacer viable esta ampliación, la sociedad Biocarburantes del Estrecho ya ha establecido un acuerdo con Dúcar para externalizar al menos un tercio del almacenamiento y liberar suelo para ampliar la fabricación.

La central ceutí vendría a sumarse a la que BIVA, bajo el nombre Biocombustibles Andaluces, tiene ya en Arahal, en la provincia de Sevilla, hasta el día de hoy la planta de biodiésel más grande de España.

Juntas podrían producir casi medio millón de toneladas que, sumado a los proyectos en cartera, superarían el millón de toneladas de combustible anuales. Un producto testado, subrayan desde Biodiésel del Estrecho, por Mercedes y la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) y el único, afirman, cien por cien compatible con los motores actuales. ‘Por eso nos llevamos todos los concursos’, se enorgullecen.

Lo que parecía a priori una empresa recién llegada al sector del combustible ecológico, creada ‘ad hoc’ para la concesión de la central de biodiésel prevista en terrenos de la Autoridad Portuaria, oculta el capital de un poderoso holding financiero que, a su vez, se esconde tras la marca Biocombustibles Vascos S. A. (BIVA). Todo un intrincado proceso financiero de compra de sociedades intermedias, - ‘normal y corriente’, aclaran desde BIVA- detrás de lo que, aparentemente, no es más que es una empresa inmobiliaria que gana un millonario concurso público de biocombustibles nada más cambiar de actividad.

El pasado 22 de junio, el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria resolvió adjudicar a una desconocida en el sector, Biodiésel del Estrecho S. L., la explotación durante 23 años de una planta de producción de biocombustibles. Ni rastro de la actividad previa de la sociedad adjudicataria. Tan sólo el Registro Mercantil daba fe de su existencia aludiendo a una empresa que en febrero de este año decidió cambiar de objeto social y nombre y, a primera vista, abandonar el sector inmobiliario y dedicarse a los biocombustibles. Un rastro legal que despertó las sospechas de las otras empresas que optaban a la concesión administrativa.

Pero la realidad estaba escondida entre complicados engranajes financieros. Biocarburantes del Estrecho S. L., nacida en febrero de este año es sólo el nuevo nombre de Biocarburantes Vascos S. A., que a su vez es sólo el nombre de un holding financiero que prefiere mantenerse en un discreto segundo plano. BIVA pertenece a un holding de empresas que agrupa a 23 compañías y factura medio millón de euros al año. Un holding financiero poderoso y silencioso. ‘No nos gusta salir en la prensa’, aseguran desde la corporación financiera que les representa, que apuntan además que BIVA gusta de crear sociedades en cada región para que los beneficios y la generación de puestos de trabajo y pago de impuestos reviertan en el lugar el que invierten, aclaran.

Y de paso poder cumplir los requisitos legales para presentarse a un concurso público. Por ello, la citada corporación financiera compra una sociedad mercantil sin actividad -en este caso Coqueiros del Estrecho S. L., dedicada al sector inmobiliario- con el certificado fiscal en regla. ‘El nombre de la sociedad es lo de menos’, explican fuentes de BIVA, ‘pero si creáramos la sociedad de cero tardarían hasta un año en darnos el certificado fiscal, por lo que se compra una empresa sin actividad, algo normal y corriente’.

El proyecto previsto en Ceuta no sólo producirá biodiésel, en el proceso se desarrollarán otras líneas de producción como la glicerina o los esteroles. Este último podría abrir un nuevo nicho de mercado en Ceuta ya que los esteroles son un producto natural deficitario -cuyo sustituto químico es el popular ‘omega 3′- con una muy buena salida en el mercado. De hecho, aseguran desde la empresa adjudicataria, hay ya empresas farmacéuticas de envasado interesadas en instalarse al rebufo del proyecto de BIVA.

Terra Actualidad - VMT

1 comentario para 'Biocombustibles Vascos es el holding que está detrás de Biodiésel del Estrecho'

  1.  
    david
    13 Febrero 2008 | 1:02 pm
     

    Podrían por favor facilitarme el correo electronico de Biocarburantes del Estrecho S.L. Gracias

Deje un comentario

(requerido)

(requerido)


Información sobre comentarios
Líneas y saltos de línea están programados automáticamente. Tu e-mail nunca se publica. Por favor, aplica tus principios éticos a la hora de enviar mensajes. Vamos a intentar conseguir contenidos interesantes e inteligentes. Gracias.

HTML permitido: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>


RSS feed para los comentarios del post | URI para TrackBack.