Artículo de Julio Benito de Brent&Trading Energy Consulting

Posted on Martes 9 Enero 2007

Reproducimos un art√≠culo de Julio Benito de Brent&Trading Energy Consulting en la Tribuna de expertos de Terra: “Dos de los graves problemas a los que los humanos nos enfrentamos –el cambio clim√°tico y el agotamiento de las reservas de petr√≥leo– aconsejan la incorporaci√≥n progresiva en las matrices energ√©ticas de todos los pa√≠ses de fuentes de energ√≠a alternativas y renovables, entre ellas los biocarburantes, de los que destacan el biodi√©sel como sustituto natural del gas√≥leo y el bioetanol como sustituto de la gasolina.”

Europa es el mayor importador de petr√≥leo y gas del mundo, situ√°ndose actualmente en torno al 50% el nivel de dependencia, porcentaje que podr√≠a aumentar hasta el 71% en 2030, seg√ļn estimaciones hechas p√ļblicas por el Parlamento Europeo. En 2005, el consumo de energ√≠a primaria en la UE de los 25 fue de 1.700 millones de toneladas equivalentes de petr√≥leo (Mtep). En Espa√Īa, la dependencia del exterior se sit√ļa en torno al 85% del consumo total energ√©tico del pa√≠s, habi√©ndose consumido en el a√Īo 2005 un total de 23.292 KTm. de gas√≥leo de automoci√≥n y 7.260 KTm. de gasolinas, y estim√°ndose para el 2010 un consumo de 36.536 Ktep de carburantes.

La Directiva 2003/30/CE del Parlamento Europeo y del Consejo del 8 de mayo de 2003, relativa al fomento del uso de biocarburantes u otros combustibles renovables en el transporte, aboga porque se comercialice una proporción mínima de biocarburantes y de otros combustibles renovables, estableciendo en este sentido, como objetivo indicativo, el 5,75% de toda la gasolina y gasóleo comercializado con fines de transporte en los respectivos mercados de los países miembros, a más tardar el 31 de diciembre de 2010.

Esta Directiva fue transpuesta a nuestro ordenamiento jurídico interno mediante Real Decreto 1700/2003, de 15 de diciembre, por el que se fijan las especificaciones de gasolinas, gasóleos, fuelóleos y gases licuados del petróleo, y el uso de biocarburantes.

Ante este escenario, la producción y comercialización de biocarburantes se presenta como una excelente oportunidad para activar en unos casos y reactivar en otros los sistemas económicos de algunos países en vías de desarrollo por ser éstos los proveedores de las materias primas de las que se extraen los aceites y alcoholes necesarios para la producción de los biocarburantes y también, claro está, suponen una interesante opción para inversionistas y empresas prestatarias de servicios y proveedoras de maquinaria y equipos destinados a la fabricación y distribución de biocarburantes.

En la actualidad, se encuentran en producci√≥n diez plantas de biodi√©sel con una capacidad de producci√≥n total, a pleno rendimiento, de 235 Ktep y cuatro de bioetanol con una capacidad total de producci√≥n aproximada de 400 Ktep. De acuerdo con el estado de la evoluci√≥n de distintos proyectos en curso, las estimaciones apuntan a que durante el presente a√Īo 2007 entren en funcionamiento, al menos, otras cinco f√°bricas de producci√≥n de biodi√©sel que podr√≠an sumar otras 300.000 Toneladas anuales.

Independientemente de estas nuevas plantas, algunos de los productores comercializadores hoy existentes (Stocks del Vallés y Bionor Transformación, por ejemplo) verán finalizadas, además, las respectivas ampliaciones de sus actuales instalaciones de producción de biodiésel.

A finales de 2008 con seguridad podemos encontrarnos en nuestro país con un escenario compuesto por 28 ó 30 fábricas de biodiésel y siete u ocho de bioetanol, cuyo montante inversor me resulta difícil estimar si bien estoy convencido de no equivocarme de mucho si digo que el conjunto de todas estas fábricas habrán requerido, finalmente, inversiones por valor de más de 1.500 millones de euros.

Para incentivar la producci√≥n y el consumo de biocarburantes en nuestro pa√≠s, por Ley 53/2002 de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social para el a√Īo 2003, se estableci√≥ un tipo especial del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos de 0 ?uros x 1.000 litros hasta, en principio, el 31 de diciembre de 2012. Con posterioridad, el Real Decreto 774/2006, de 23 de junio, introduc√≠a importantes modificaciones en el Reglamento de los Impuestos Especiales, permitiendo desde ese momento las mezclas de biocarburantes con carburantes convencionales en las instalaciones de los propios consumidores finales as√≠ como en las de venta al p√ļblico, sin sujeci√≥n, por parte de los titulares de dichas instalaciones, al cumplimiento de condiciones especiales o particulares de ning√ļn tipo.

Expuesto el escueto marco legal básico que rige la producción y comercialización de biocarburantes, y teniendo en cuenta el potencial interés estratégico de este sector, la actuación de la Administración en este terreno no está respondiendo a las expectativas que cabría esperar, máxime teniendo a su alcance, como modelo de referencia, la política regulatoria en materia de producción y fomento en el uso de biocarburantes implantada en algunos países de nuestro entorno europeo.

As√≠, por ejemplo, se hecha de menos una posici√≥n pol√≠tica decidida y clara, negro sobre blanco, en apoyo y a favor de los biocarburantes obtenidos, preferentemente, a partir de cultivos aut√≥ctonos, semejante a la auspiciada por el Gobierno portugu√©s; en las licitaciones p√ļblicas para la compra de carburantes destinados a los parques m√≥viles de nuestros organismos los biocarburantes brillan por su ausencia; no existe una norma que obligue a que en un porcentaje m√≠nimo de gasolineras se venda al menos un tipo de biocarburante tal y como existe en Suecia o en Francia, pa√≠s √©ste √ļltimo, por cierto, donde va a modificarse la fiscalidad para posibilitar la amortizaci√≥n excepcional por parte de los propietarios de las estaciones de servicio de las obras necesarias y dep√≥sitos para el E-85 (gasolina con un contenido del 85% de Etanol).

Tampoco se ha legislado todavía para que los carburantes convencionales incorporen, obligatoriamente, un porcentaje mínimo de biocarburante tal y como ocurre en algunos países, o que las petroleras vengan obligadas a comercializar una cantidad mínima de biocarburantes como en Alemania respecto del biodiesel; se echan en falta normas de calidad para las mezclas de biocarburantes con carburantes convencionales en distintas proporciones; no se entiende que no se les exima del Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos ni de la obligación de mantenimiento de existencias mínimas de seguridad, etc.

Pero, hay algo m√°s preocupante que lo anterior, y es la ausencia absoluta de criterio y control a la hora de autorizar estas instalaciones que, dicho sea de paso, probablemente ya cubrir√≠an sobradamente la producci√≥n deseada de materializarse la mayor√≠a de proyectos. ¬ŅQu√© hay de malo en tratar de poner cierto orden?, ¬Ņpor qu√© no establecer un criterio razonable est√°ndar que sirva para evaluar la necesidad y viabilidad de los proyectos y que exija a quienes pretendan instalar una f√°brica de producci√≥n de biocarburantes medios y condiciones m√≠nimas que garanticen la calidad de los productos obtenidos?.

No se me entienda mal, no abogo por un modelo intervencionista por parte de nuestra Administración; si creo necesario un marco regulatorio mínimo que no dificulte la libertad empresarial pero si eficaz y capaz de valorar y evaluar la necesidad y conveniencia, pongo como ejemplo, de que tres o cuatro plantas puedan instalarse en una misma provincia. Son muchas las cuestiones que deben ser comentadas y analizadas con el rigor, objetividad, y tiempo que el sector de los biocarburantes merecen pero que el espacio de esta Tribuna me impide abordar ahora, sea como fuere, ¡larga vida a los biocarburantes!.

Julio Benito S√°nchez.

Asesor del sector petrolero, y Director de la empresa de asesoría y consultoría especializada en hidrocarburos y biocarburantes BRENT & TRADING (B&T energy consulting).

Terra Actualidad - Europa Press

No existen comentarios para este post de momento.

Deje un comentario

(requerido)

(requerido)


Información sobre comentarios
Líneas y saltos de línea están programados automáticamente. Tu e-mail nunca se publica. Por favor, aplica tus principios éticos a la hora de enviar mensajes. Vamos a intentar conseguir contenidos interesantes e inteligentes. Gracias.

HTML permitido: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>


RSS feed para los comentarios del post | URI para TrackBack.